LAMIVUDINA - Propiedades

La lamivudina es un agente antiviral con acción sobre el virus de la inmunodeficiencia humana tipo 1 (HIV-1) y sobre el HIV-2. El mecanismo de acción de lamivudina se basa en la inhibición de la síntesis de ácidos nucleicos. Una vez ingresada en la célula, la molécula de lamivudina es transformada en lamivudina-5"-trifosfato, cuya vida media intracelular es de 10,5 a 15,5 horas; este metabolito no afecta de manera significativa la actividad polimerizante de la transcriptasa reversa del HIV, por lo que puede ser incorporada por esta enzima a la cadena de genoma de HIV en formación; la lamivudina-5"-trifosfato produce un extremo terminal carente del hidroxilo 3" necesario para agregar el siguiente nucleótido a la cadena, que resulta en la prematura culminación de la formación del genoma viral. La afinidad de la lamivudina-5"-trifosfato por la transcriptasa reversa es mayor que por la DNA polimerasa celular normal, lo que le otorga una acción selectiva (dosis dependiente) sobre los fragmentos de ácidos nucleicos virales. La lamivudina posee pocos efectos tóxicos sobre las líneas celulares semidiferenciadas de la médula ósea y sobre los linfocitos y macrófagos circulantes, por lo que posee un índice terapéutico elevado. La lamivudina se absorbe bien por vía oral (biodisponibilidad adulto 80-85%) y alcanza el pico máximo plasmático una hora después de la administración; la vida media es de 5 a 7 horas y el volumen de distribución es de 1,5 litros/kg. El 80% de la dosis se elimina por vía renal (secreción tubular activa), y el 10% se metaboliza en el hígado. La mala función renal requiere que se ajuste la dosis de lamivudina. La lamivudina atraviesa la barrera hematoencefálica y alcanza concentraciones aproximadamente equivalentes al 12% de la plasmática. Se ha verificado la seguridad de la combinación didanosina, zidovudina y lamivudina en el tratamiento de la infección por HIV.