MICOFENóLICO áCIDO - Precauciones y advertencias

Sólo deberá usarse durante el embarazo si el beneficio temporal justifica el posible riesgo fetal. Durante la lactancia se deberá decidir si interrumpir el tratamiento o la lactancia durante las 6 semanas posteriores a la interrupción del mismo tomando en consideración la importancia del fármaco para la madre. Debido al posible riesgo de neoplasias de piel se aconseja limitar la exposición a la luz solar empleando filtro solar con elevado factor de protección. No se debería emplear en raras deficiencias hereditarias de la hipoxantina-guanina-fosforribonil-transferasa como el síndrome de Lesch-Nyhan y de Kelly-Seegmiller. Debido a su efecto mielodepresor se deben efectuar controles hematimétricos semanales durante el primer mes, 2 veces por mes en el segundo y tercero y luego mensualmente durante el primer año. Se deberá evitar el empleo de vacunas vivas atenuadas y el efecto inmunizante de otras vacunas puede atenuarse con el tratamiento inmunosupresor. El ácido micofenólico afecta el sistema hematopoyético y linfático y el potencial teratogénico, mutagénico y carcinogénico ha sido evaluado en ensayos experimentales.