NISOLDIPINA - Precauciones y advertencias

Pacientes con insuficiencia hepática avanzada, en los que puede potenciarse su efecto. La droga sólo debe suspenderse bajo vigilancia médica, pues en algunos casos de interrupción repentina se ha observado efecto rebote. Se recomienda evitar su empleo durante el embarazo y la lactancia. Al comenzar el tratamiento con nisoldipina puede resultar afectada la capacidad para operar máquinas o manejar vehículos, por lo que debe informarse al paciente sobre esta eventualidad.