PENTOSTATINA - Precauciones y advertencias

Previo a la administración de la pentostatina se recomienda hidratar a los pacientes con 500 a 1.000ml de glucosa al 5%, o glucosa al 5% en suero salino al 0,18% o 0,9%, o glucosa al 3,3% en suero salino al 0,3%, o glucosa al 2,5% en suero salino al 0,45%, o equivalente. Con posterioridad a la administración de pentostatina deben ser administrados otros 500ml adicionales de glucosa al 5%, o glucosa al 5% en suero salino al 0,18% o 0,9%, o glucosa al 2,5% en suero salino al 0,45% o equivalente. Luego de los 6 meses de iniciada la terapia con pentostatina, se debe evaluar la respuesta al mismo ya que se aconseja interrumpirlo si el paciente no ha alcanzado una remisión completa o parcial. Si se observa en el paciente una remisión parcial, el tratamiento con la pentostatina deberá continuar con el objeto de intentar alcanzar una remisión completa. Si la máxima respuesta conseguida, después de 12 meses es una remisión parcial, se recomienda la interrupción del tratamiento. En caso de lograr una remisión completa, se aconseja la administración de dos dosis adicionales. No se recomienda la reducción de la dosis al inicio y durante el tratamiento en pacientes con anemia, neutropenia, trombocitopenia. La pentostatina deberá suspenderse temporalmente si, en un paciente con un recuento inicial de neutrófilos superior a 500 células/mm3, desciende el recuento absoluto de neutrófilos durante el tratamiento a valores inferiores a 200 células/mm3; el tratamiento puede ser reanudado cuando el recuento regrese a los valores previos a la administración. Administrar con precaución a pacientes con disfunción hepática. No administrar a niños ya que no se ha establecido la seguridad y eficacia de pentostatina. Los pacientes con infecciones deberán ser tratados con pentostatina sólo cuando el beneficio potencial del tratamiento justifique el riesgo potencial para el paciente; se recomienda controlar la infección antes de iniciar o reincidir el tratamiento. Puesto que la pentostatina puede tener efectos perjudiciales sobre el genotipo, se recomienda que los varones que vayan a ser sometidos a tratamiento con pentostatina, se abstengan de engendrar hijos durante el tratamiento y en los 6 meses posteriores. En mujeres en edad fértil debe garantizarse la anticoncepción; si durante el tratamiento se produjera un embarazo, debe considerarse la posibilidad de una consulta genética. En caso de aparición de erupciones graves o toxicidad sobre el sistema nervioso, se recomienda la suspensión del tratamiento. Antes de iniciar el tratamiento, se deberá evaluar la función renal mediante una valoración de la creatinina sérica y/o clearance de creatinina. El tratamiento requiere una observación regular del paciente y control de los parámetros hematológicos y de los valores bioquímicos sanguíneos. En caso de reacciones adversas graves, se suspenderá el tratamiento y se adoptarán las medidas correctoras. Además, puede ser necesaria la realización de aspirados y biopsias de médula ósea a intervalos de 2-3 meses para valorar la respuesta al tratamiento. La pentostatina presenta signos de toxicidad aguda y crónica. Estudios in vivo e in vitro demostraron que la pentostatina no es mutagénica; aún no se evaluó su potencial carcinogénico. No debe utilizarse durante el embarazo y la lactancia.