RIFAXIMINA - Propiedades

Es un antibiótico derivado semisintético de la rifamicina, no absorbible con actividad bactericida de amplio espectro contra infecciones del tracto gastrointestinal. Su mecanismo de acción se basa en la inhibición del DNA polimerasa dependiente de ARN, dando como resultado la supresión de la formación de la cadena de ARN bacteriano. El espectro antibacteriano de la rifaximina es: gramnegativos: aerobios: Salmonella spp; Shigella spp; Escherichia coli, que incluye cepas enteropatógenas; Proteus spp; Campylobacter spp; Pseudomonas spp; Yersinia spp; Enterobacter spp; Klebsiella spp; Helicobacter pylori. Anaerobios: Bacteroides spp, incluye Bacteroides fragilis; Fusobacterium nucleatum. Grampositivos: aerobios: Streptococcus spp; Enterococcus spp, incluye Enterococcus faecalis; Staphylococcus spp. Anaerobios: Clostridium spp, incluye Clostridium difficile y Clostridium perfringes; Peptostreptococcus spp. Su efectividad antibacteriana permite que se normalice la función intestinal eliminando el proceso intestinal inflamatorio. Además, la disminución de la cantidad de amonio producido por los microorganismos mejora la patogénesis y sintomatología de la encefalopatía hepática. Su efecto sobre la regresión y prevención de la enfermedad diverticular se explica por la reducción de la carga bacteriana en intestino; disminuye la producción de gases y aumenta el volumen de las heces al prevenir la degradación de las fibras provenientes de los alimentos. Su absorción luego de la administración oral es mínima (menos del 1%); actúa localmente en el intestino donde alcanza altas concentraciones, en particular en el colon. Se excreta principalmente en heces (76% de la dosis administrada). La excreción urinaria no excede un 0.025% de la dosis administrada.