REMINYL / REMINYL ER - JANSSEN - Sobredosificación

Síntomas: Señales y síntomas de sobredosis de galantamina son predecibles debido a ser similares a aquellas sobredosis de otro colinomimético. Estos efectos generalmente involucran el sistema nervioso central, el sistema nervioso parasimpático y la placa neuromuscular. Además de la debilidad del músculo o fasciculaciones, algunos o todos los signos o señales de una crisis colinérgica se pueden desarrollar. Náuseas severas, vómitos, calambres gastrointestinales, salivación, lagrimeo, pérdida del control del esfínter vesical, defecación, sudor, bradicardia, hipotensión, colapsos y convulsiones. Incremento de la debilidad muscular, junto con hipersecreciones tráqueas y broncoespasmos, puede llevar a un compromiso vital en la falta de aire. Ha habido informes posteriores a mercadeo de torsades de pointes, prolongación del intervalo QT, bradicardia, taquicardia ventricular y pérdida de la conciencia en asociación con una sobredosis inadvertida de galantamina. En esos casos en donde la dosis fue conocida, ocho tabletas de 4 mg (32 mg en total) fueron tomadas en un mismo día. Dos casos adicionales de ingestión accidental de 32 mg (náusea, vómito y boca seca; náusea, vómito y dolor del pecho abajo del esternón) y una de 40 mg (vómito), resultando en una breve hospitalización para observación con recuperación completa. Un paciente, a quien se le prescribieron 24 mg/día y quien tenía una historia de alucinaciones dos años previos, erróneamente recibió 24 mg dos veces al día por 34 días y desarrolló alucinaciones, requiriendo hospitalización. Otro paciente, a quien se le prescribieron 16 mg/día de solución oral, inadvertidamente tomó 160 mg (40 mL) y experimentó sudoración, vómito, bradicardia, síncope una hora después, el cual necesitó tratamiento hospitalario. Sus síntomas se resolvieron dentro de las 24 horas siguientes. Tratamiento: Como en cualquier caso de sobredosis, medidas generales de soporte deberán ser usadas. En casos severos, anticolinérgicos tales como la atropina pueden ser utilizados como antídoto general para colinomiméticos. Una dosis inicial de 0.5 a 1.0 mg intravenoso es recomendada, con dosis subsecuentes basadas en la respuesta clínica. Debido a que las estrategias para el manejo de sobredosis son continuamente desarrolladas, es aconsejable establecer un contacto constante con algún centro de control de envenenamiento, para obtener las recomendaciones más recientes y eficaces para el buen manejo de la sobredosis. En un informe posterior al mercadeo se mencionaron bradicardia, prolongación del intervalo QT, taquicardia ventricular y torsades de pointes acompañadas de pérdida breve de la conciencia en asociación con la ingestión inadvertida de ocho tabletas de 4 mg (32 mg en total) en un mismo día.