RIFABAC - Propiedades

La Rifaximina, principio activo de RIFABAC®, es un derivado semisintético de la rifamicina. Se considera un antibiótico de amplio espectro, carente de absorción con lo cual logra altas concentraciones bactericidas en el lumen intestinal y una seguridad terapéutica excelente al carecer de efecto sistémico. Esta propiedad lo convierte en la mejor alternativa para el tratamiento de las infecciones gastrointestinales, ocasionadas por: Bacterias Gram negativas aeróbicas (Salmonella; Shigella, Escherichia coli, Proteus, Campylobacter, Pseudomonas, Yersinia Enterobacter y Helicobacter pylori). Bacterias Gram negativas anaeróbicas (Bacteroides, incluye Bacteroides fragilis; Fusobacterium nucleatum). Bacterias gran positivas aeróbicas (Streptococcus, Enterococcus, incluye Enterococcus faecalis; Staphylococcus). Bacterias Gram positivas anaeróbicas (Clostridium). Mecanismo de acción: La Rifaximina, principio activo de RIFABAC®, ejerce su efecto al interferir la síntesis proteica de la bacteria cuando se une, de forma irreversible, a la subunidad beta de la enzima polimerasa del RNA, dependiente del DNA. En consecuencia inhibe la acción del RNA y el metabolismo proteínico de la bacteria. Debido a la irreversibilidad de la fijación de la rifaximina sobre la enzima, su efecto es bactericida en aquellos microorganismos susceptibles. Farmacocinética: Experimentalmente se ha comprobado en animales y humanos, que al administrar la rifaximina por vía oral la absorción gastrointestinal es insignificante, menos de 1%. Con esto se logra: Concentraciones altas en la luz gastrointestinal. Superar con creces las Concentraciones Mínimas Inhibitorias que controlan las bacterias susceptibles. Control de la disbiosis intestinal ocasionada por bacterias patógenas de forma rápida y eficaz. La Rifaximina que se puede detectar en la orina no excede el 0.5% de la dosis administrada por vía oral. Esto confirma su precaria absorción. Sin embargo, cuando hay lesiones severas de la mucosa digestiva, una parte se puede absorber eliminándose en mayor cuantía por la orina dando una coloración rojiza.