Prospecto ROVARIL

Composición
Cada cápsula blanda de gelatina contiene: Rosuvastatina cálcica equivalente a 10 mg de rosuvastatina. Excipiente, c.s.p. una CBG. Rosuvastatina cálcica equivalente a 20 mg de rosuvastatina Excipiente, c.s.p. una CBG. Rosuvastatina cálcica equivalente a 40 mg de rosuvastatina. Excipiente, c.s.p. una CBG.
Farmacodinamia
Mecanismo de acción: ROVARIL® es un hipolipemiante perteneciente al grupo de las estatinas o inhibidores de la HMG-CoA reductasa. Es un poderoso inhibidor selectivo y competitivo de esta enzima limitante de la conversión de la HMG-CoA a mevalonato; un precursor de la biosíntesis de colesterol. Los triglicéridos (TG) y el colesterol en el hígado se incorporan con apolipoproteína B (ApoB), formando la lipoproteína de muy baja densidad (VLDL) que se libera en el plasma para distribuirse en los tejidos periféricos. La lipoproteína de baja densidad (LDL) rica en colesterol se forma de la VLDL y es depurada principalmente a través del receptor de LDL de alta afinidad en el hígado. ROVARIL® aumenta la cantidad de receptores LDL hepáticos en lasuperficie celular, aumentando la captación y el catabolismo de las LDL e inhibiendo la síntesishepática de VLDL, reduciendo la cantidad total de ambas partículas. La lipoproteína de alta densidad (HDL), que contiene ApoA-I, está involucrada, entre otras cosas, en el transporte de colesterol desde los tejidos, regresándolos al hígado (transporte inverso de colesterol). ROVARIL® incrementa los niveles de HDL. Debido a estos efectos, ROVARIL® disminuye las concentraciones plasmáticas de c-LDL, CT, TG y ApoB, y aumenta el c-HDL y la ApoA-I. Además, disminuye el c-no-HDL, el c-VLDL y los triglicéridos-VLDL y disminuye las relaciones c-LDL/c-HDL, CT/c-HDL, c-no-HDL/c- HDL y ApoB/ApoA-I. La respuesta terapéutica a ROVARIL® es evidente una semana después de comenzar la terapia; en la mayoría de los casos se alcanza una respuesta del 90% a las 2 semanas. Por lo general, la respuesta máxima se logra a las 4 semanas. ROVARIL® es efectivo en una amplia variedad de poblaciones de pacientes con hipercolesterolemia y con o sin hipertrigliceridemia, sin tomar en cuenta raza, sexo o edad, así como en poblaciones especiales como personas diabéticas o con hipercolesterolemia familiar.
Farmacocinética
Absorción: ROVARIL® se absorbe por vía digestiva con una biodisponibilidad del 20% gracias al efecto de primer paso en el hígado, sitio primario de la síntesis del colesterol y depuración de c-LDL. La concentración plasmática máxima se alcanza alrededor de las 5 h de su administración y se acumula mínimamente con la administración repetida. Distribución: ROVARIL® presenta un volumen de distribución de aproximadamente 134 l; cerca del 90% se une a las proteínas plasmáticas, principalmente a la albúmina; y es captada extensamente por el hígado, lugar principal de síntesis del colesterol y de eliminación del c-LDL. El compuesto original representa más del 90% de la actividad inhibidora de la HMG-CoA reductasa circulante. Metabolismo: ROVARIL® presenta un metabolismo limitado (aproximadamente 10%), convirtiéndose principalmente a las formas N-desmetilada (50% menos activo que el producto original) y lactona (sin actividad clínica), Estudios in vitro en hepatocitos humanos evidencian un limitado metabolismo basado en el citocromo P450, especialmente la isoenzima CYP2C9 y en menor grado 2C19, 3A4 y 2D6. Eliminación: ROVARIL® se elimina sin modificar en un 90% por heces (principio activo absorbido y no absorbido) y el resto se excreta en la orina (5%). La vida media de eliminación plasmática es de unas 19 horas, sin aumentar con la dosis. Farmacocinética en poblaciones especiales: Edad y sexo: En la farmacocinética con rosuvastatina no se demostró ningún efecto clínicamente relevante. Relacionado con la edad ni con el sexo. Raza:Estudios farmacocinéticos muestran que, en promedio, el ABC de los sujetos asiáticos se duplica en comparación con los caucásicos. Un análisis farmacocinético entre grupos caucásicos, hispanos y afrocaribeños no reveló diferencias clínicamente importantes. Insuficiencia renal: No se ha observado alteración de la eliminación de la rosuvastatina y su metabolito N-desmetil en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. Sin embargo, en los sujetos con daño severo (CrCl < 30 ml/min) la concentración plasmática se triplicó en comparación con voluntarios sanos. Insuficiencia hepática: En un estudio en sujetos con grados variables de insuficiencia hepática no hubo evidencia de mayor exposición a la rosuvastatina, a excepción de 2 sujetos con enfermedad hepática severa (puntajes de Child-Pugh de 8 y 9). En ellos, la exposición sistémica fue al menos dos veces más alta en comparación con sujetos cuyos puntajes de Child-Pugh eran menores.
Indicaciones
ROVARIL® se indica en: hipercolesterolemia primaria (tipo IIA, incluyendo la hipercolesterolemia familiar heterocigota, en dislipidemia mixta (tipo IIB) como coadyuvante de una dieta, cuando resulta insuficiente la respuesta a la dieta y a otros tratamientos no farmacológicos. Hipercolesterolemia familiar homocigota, como coadyuvante de una dieta y de otros tratamientos hipolipemiantes, o si tales tratamientos son inadecuados.
Dosificación
Los pacientes deben cumplir un régimen dietético para disminuir el colesterol antes de comenzar el tratamiento con ROVARIL® y continuarlo mientras dure el tratamiento. La dosis debe ser la adecuada para cada caso, en particular teniendo en cuenta los objetivos del tratamiento y la respuesta del paciente. La dosis inicial recomendada es de 10 mg una vez al día. La mayoría de los pacientes se controlan con la dosis de 10 mg. Sin embargo, de resultar necesario, luego de cuatro semanas de tratamiento se puede realizar un ajuste de la dosis a 20 mg una vez al día. La dosis de 40 mg por día quedará reservada para los pacientes con hipercolesterolemia severa y riesgo cardiovascular elevado (en particular aquellos con hipercolesterolemia familiar) que no respondan adecuadamente a la dosis de 20 mg/día. ROVARIL® puede administrarse en cualquier momento. Pacientes ancianos: No requieren ajuste de la dosis. Pacientes con insuficiencia renal: Debido a que la eliminación renal de la rosuvastatina es escasa, no es necesario ajustar la dosis de ROVARIL® en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. ROVARIL® está contraindicado en la insuficiencia renal severa. Pacientes con insuficiencia hepática: No es necesario ajustar la dosis en pacientes con puntaje Chil-Pugh ≤7. En pacientes con puntaje mayor se recomienda administrar con precaución y controlar la función renal. ROVARIL® está contraindicado en pacientes con enfermedad hepática activa.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad reconocida a la rosuvastatina o a cualquiera de los componentes de este medicamento. Enfermedad hepática activa, lo cual incluye elevaciones persistentes e inexplicables de las concentraciones séricas de transaminasas, así como un aumento de dichas concentraciones a más de tres veces el límite superior normal. En pacientes con insuficiencia renal grave. En pacientes con miopatía. Pacientes que reciben un tratamiento concomitante con ciclosporina. Durante el embarazo y la lactancia y en mujeres en edad fértil que no utilicen un método anticonceptivo apropiado.
Reacciones adversas
ROVARIL® suele tolerarse bien. En ocasiones ( > 1%) es posible observar cefalea, vértigo, estreñimiento, dolor abdominal, diarrea, flatulencia, astenia, náuseas y dispepsia. En raras ocasiones ( < 1%) se han informado casos de miopatía. Como sucede con otras estatinas, la incidencia de reacciones adversas suele estar relacionada con la dosis. Proteinuria: En la mayoría de los casos es de origen tubular. Se ha observado aumento de las proteínas en la orina (en cantidad cero o trazas) en menos del 1% de los pacientes en tratamiento con 10 a 20 mg/día y en 3% de los pacientes tratados con 40 mg/día. En la mayoría de los casos, la proteinuria disminuye y desaparece de forma espontánea durante la continuación de la terapia: no ha sido un indicador de enfermedad renal aguda o progresiva. Mialgia/miopatía: Como sucede con otras estatinas, se han informado casos de mialgia sin complicaciones y miopatía. Se han informado casos raros de rabdomiólisis relacionados con la alteración de la función renal con rosuvastatina en dosis de 80 mg/día. Todos los casos mejoraron con la interrupción del tratamiento. También se ha informado un aumento de la CPK (por lo general leve, asintomático, transitorio y relacionado con la dosis) en una pequeña cantidad de pacientes. El tratamiento debe interrumpirse momentáneamente si los niveles de CPK son elevados ( > 5 veces el límite superior normal). Efectos hepáticos: Igual que con otras estatinas, se ha informado un aumento de las transaminasas (generalmente leve, asintomático y transitorio) en un pequeño grupo de pacientes.
Precauciones
En los pacientes con hipercolesterolemia secundaria e hipotiroidismo o síndrome nefrótico debe efectuarse el tratamiento de la enfermedad de base antes de iniciar tratamiento con ROVARIL®. En el diagnóstico diferencial del dolor torácico en pacientes en tratamiento con ROVARIL® debe considerarse el hecho de que la rosuvastatina puede acarrear un aumento de las transaminasas y de la CPK. Los pacientes deben informar que se encuentran tomando ROVARIL® a los médicos que les indiquen otras medicaciones. Uso pediátrico: Existen antecedentes limitados de uso de la rosuvastatina en niños mayores de 8 años con hipercolesterolemia familiar homocigota; empero, no se ha establecido su seguridad y eficacia en niños en forma sistemática. El uso de ROVARIL® no está recomendado en niños.
Interacciones
Anticoagulantes orales: Como sucede con otras estatinas, el comienzo del tratamiento o el aumento de la dosis de rosuvastatina en pacientes tratados con anticoagulantes orales (p. ej. warfarina) puede resultar en un aumento del tiempo de protrombina. Por el contrario, la suspensión o disminución de la dosis pueden inducir una disminución de dichos valores. En estas situaciones se recomienda el control del tiempo de protrombina. Ciclosporina: Se ha informado un aumento significativo (7 veces) del ABC de la rosuvastatina durante el tratamiento concomitante con ciclosporina. No se observó alteración de la concentración plasmática de ciclosporina. Gemfibrozil: Como sucede con otras estatinas, se ha informado un aumento de dos veces la concentración máxima y el ABC de la rosuvastatina durante el uso concomitante con gemfibrozil. Antiácidos: Se ha informado una disminución del 50% de la concentración plasmática de rosuvastatina al administrarla de forma simultánea con una suspensión de hidróxido de aluminio y magnesio. Esta alteración se resolvió con la administración del antiácido 2 horas después de la rosuvastatina. Eritromicina: Se reportó que la administración simultánea de eritromicina y rosuvastatina produjo una disminución del 30% de la concentración máxima y del 20% del ABC de la segunda, probablemente por aumento de la motilidad intestinal causada por la eritromicina. Anticonceptivos/hormonas de reemplazo: La rosuvastatina aumenta el ABC del etinilestradiol y el norgestrel (26% y 34%, respectivamente). Este hecho debe tenerse en cuenta cuando se administren dosis anticonceptivas. No existen estudios farmacocinéticos con la administración hormonal posmenopáusica de reemplazo, aunque puede esperarse un resultado similar. Sin embargo, se ha informado experiencia clínica del uso concomitante, con buena tolerancia. Citocromo P450: Se ha demostrado que la rosuvastatina no es inhibidora ni inductora de las isoenzimas del citocromo P450 y que es un sustrato pobre de dichas isoenzimas. Por tal motivo, las interacciones resultantes del metabolismo mediado por el citocromo P450 son improbables. Otras drogas: Se ha informado la ausencia de interacción específica con la digoxina y el fenofibrato. Alteraciones en resultados de pruebas de laboratorio: Al igual que con otros inhibidores de la HMGCoA reductasa, se ha observado un aumento relacionado con la dosis en las transaminasas hepáticas y CK en un pequeño número de pacientes que recibieron rosuvastatina. Se han observado urianálisis anormales (prueba con tira reactiva positiva para proteinuria) en un pequeño número de pacientes que han recibido ROVARIL® y otros inhibidores de la HMGCoA reductasa. El origen de la proteína detectada fue tubular principalmente. En la mayoría de los casos, la proteinuria disminuye o desaparece de modo espontáneo al continuar la terapia y no es predictiva de enfermedad renal aguda o progresiva. Efectos sobre carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y fertilidad: Los datos preclínicos no revelan riesgos especiales para los humanos con base en estudios convencionales de farmacología de seguridad, toxicidad con dosis repetidas, toxicidad genética, potencial carcinogénico y toxicidad reproductiva.
Conservación
Consérvese a temperatura inferior a 30°C en el envase y empaque aprobado. Su venta requiere receta médica. Manténgase fuera del alcance de los niños.
Sobredosificación
No existe tratamiento específico para la sobredosis de rosuvastatina. Se recomienda hacer un control de la función hepática y de la CPK a la par con el tratamiento sintomático y de soporte. La rosuvastatina no es hemodializable. Ante la eventualidad de una sobredosis, concurrir al hospital más cercano o comunicarse con los centros de toxicología.
Presentación
ROVARIL®, caja con 20 y 60 cápsulas blandas de gelatina de 10 mg. Registro Sanitario INVIMA: 2010M-0010336. ROVARIL®, caja con 20 y 60 cápsulas blandas de gelatina de 20 mg. Registro Sanitario INVIMA: 2010M-0010338. ROVARIL®, caja con 30 cápsulas blandas de gelatina de 40 mg. Registro Sanitario INVIMA: 2009M-0009857.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *