ROVARIL - Precauciones

En los pacientes con hipercolesterolemia secundaria e hipotiroidismo o síndrome nefrótico debe efectuarse el tratamiento de la enfermedad de base antes de iniciar tratamiento con ROVARIL®. En el diagnóstico diferencial del dolor torácico en pacientes en tratamiento con ROVARIL® debe considerarse el hecho de que la rosuvastatina puede acarrear un aumento de las transaminasas y de la CPK. Los pacientes deben informar que se encuentran tomando ROVARIL® a los médicos que les indiquen otras medicaciones. Uso pediátrico: Existen antecedentes limitados de uso de la rosuvastatina en niños mayores de 8 años con hipercolesterolemia familiar homocigota; empero, no se ha establecido su seguridad y eficacia en niños en forma sistemática. El uso de ROVARIL® no está recomendado en niños.