SOLU-CORTEF - Advertencias

En los pacientes bajo terapia con corticosteroides sometidos a estrés inusual, está indicado el incremento de la dosificación de corticosteroides de acción rápida antes, durante y después de la situación estresante. Los corticosteroides pueden enmascarar algunos signos de infección, e incluso pueden aparecer nuevas infecciones durante su uso. Puede reducirse la resistencia corporal y la capacidad para localizar la infección con el uso de corticosteroides. Las infecciones con cualquier patógeno, incluyendo las infecciones virales, bacterianas, micóticas, protozoarias o helmínticas en cualquier lugar del cuerpo, pueden estar asociadas con el uso de corticosteroides solos o en combinación con otros agentes inmunosupresores que afecten la inmunidad celular, inmunidad humoral o la función de los neutrófilos. Estas infecciones puede ser leves, pero pueden llegar a ser severas y en ocasiones, fatales. Al incrementar las dosis de corticosteroides, se incrementa la tasa de ocurrencia de complicaciones infecciosas. El uso de succinato sódico de hidrocortisona en tuberculosis activa deberá restringirse a aquellos casos de tuberculosis fulminante o diseminada en los cuales el corticosteroide se use para el manejo de la enfermedad en conjunción con un régimen antituberculoso apropiado. En caso de que los corticosteroides estén indicados en pacientes con tuberculosis latente o con reactividad a la tuberculina, será necesaria una estrecha vigilancia en la medida en que puede ocurrir reactivación de la enfermedad. Durante la terapia prolongada con corticosteroides, estos pacientes deberán recibir quimioprofilaxis. La administración de vacunas de gérmenes vivos o atenuados está contraindicada en pacientes que reciban dosis inmunosupresoras de corticosteroides. Pueden usarse vacunas de virus muertos o inactivados en pacientes que reciban dosis inmunosupresoras de corticosteroides; sin embargo, la respuesta a tales vacunas puede ser reducida. Pueden efectuarse procedimientos de inmunización prescritos en pacientes que reciban dosis no inmunosupresoras de corticosteroides. La hidrocortisona puede causar elevación de la presión sanguínea, retención de agua y sales, e incrementar la excreción de potasio. Puede ser necesario la restricción de la sal en la dieta y el suministro de suplementos de potasio. Todos los corticosteroides incrementan la excreción calcio. Debido a que han ocurrido casos raros de reacciones anafilactoides (v.g., broncoespasmo) en pacientes tratados con terapia parenteral con corticosteroides, deberán tomarse las medidas de precaución apropiadas antes de su administración, especialmente cuando el paciente posea antecedentes de alergia a cualquier droga. Este producto contiene alcohol bencílico. Se ha reportado la asociación del alcohol bencílico con el "síndrome Gasping" (ahogamiento) fatal en infantes prematuros. Aunque no se han realizado estudios recientes con hidrocortisona u otros corticosteroides, los estudios efectuados con el succinato sódico de metilprednisolona sobre shock séptico sugieren que puede incrementarse la mortalidad en algunos subgrupos de pacientes de alto riesgo (v.g., valores de creatinina superiores a 2,0mg % o con infecciones secundarias).