SOLU-CORTEF - Embarazo y lactancia

Algunos estudios realizados en animales han revelado que los corticosteroides, administrados a altas dosis en las madres, pueden causar malformaciones fetales. No se han realizado estudios de reproducción adecuados y bien controlados en humanos con corticosteroides. Por lo tanto, el uso de esta droga durante el embarazo, madres en período de lactancia o mujeres en edad fértil exige que los beneficios de la droga sean cuidadosamente sopesados contra el riesgo potencial para la madre, el embrión o el feto. Debido a que no existen evidencias suficientes sobre la seguridad de la droga durante el embarazo esta droga deberá usarse durante el embarazo únicamente si es claramente necesario. Los corticosteroides atraviesan fácilmente la placenta. Los infantes nacidos de madres que hayan recibido dosis sustanciales de corticosteroides durante el embarazo, deberán ser cuidadosamente observados y evaluados en busca de signos de insuficiencia suprrarenal. No se conocen los efectos de los corticosteroides sobre el trabajo de parto y el parto. Los corticosteroides se excretan en la leche materna. No existen evidencias en el sentido de que los corticosteroides sean carcinogénicos, mutagénicos o de que deterioren la fertilidad.