SYNTOCINON - Advertencias

La administración sólo se realizará en el ámbito hospitalario y bajo supervisión médica cualificada. No se recomienda administrarlo durante periodos prolongados en caso de inercia uterina que no responda a la oxitocina, toxemia preeclámpsica grave y trastornos cardiovasculares graves. Se debe actuar con cautela en pacientes que presenten una predisposición a la isquemia miocárdica (se evitará que se produzcan cambios importantes en la presión arterial y la frecuencia cardiaca en estas pacientes). Se tendrá precaución en pacientes con síndrome del QT prolongado o que presenten síntomas relacionados. Para la inducción del parto o la estimulación de la contractilidad uterina, se usará Syntocinon® sólo como infusión intravenosa; es preciso realizar una monitorización minuciosa de la frecuencia cardiaca fetal y de las contracciones uterinas a fin de ajustar la dosis en cada caso. Se actuará con cautela si hubiera desproporción cefalopélvica limítrofe, inercia uterina secundaria, hipertensión o insuficiencia cardiaca gestacional de carácter leve o moderado, así como en pacientes mayores de 35 años o que tengan antecedentes de cesárea mediante sección uterina baja, en caso de muerte fetal intrauterina y si el líquido amniótico estuviera teñido de meconio. Los signos de coagulación intravascular diseminada (CID) en mujeres en riesgo deben alertar al médico. Cuando se infunda oxitocina en dosis altas y durante un periodo prolongado se evitará la hidratación excesiva. La sobredosis durante la inducción del parto o la estimulación de la contractilidad uterina puede causar una sobreestimulación uterina que puede producir sufrimiento, asfixia y muerte del feto o que puede dar lugar a hipertonía, contracciones tetánicas o ruptura del útero. La infusión intravenosa se administrará en goteo o mediante una bomba de infusión de velocidad variable durante 5 minutos. Se tendrá precaución al conducir y utilizar máquinas. Las mujeres que tengan contracciones uterinas no deben conducir ni utilizar máquinas.