TRAVAD SOLUCION RECTAL - Interacciones

Usar con precaución en pacientes en tratamiento con bloqueadores de los canales de calcio, diuréticos ahorradores de potasio o suplementos de potasio u otras medicaciones que puedan afectar los niveles de electrolítos, pudiendo producir hipocalcemia, hiperfosfatemia, hipernatremia, hipopotasemia y acidosis. El uso crónico o abuso de este producto puede disminuir las concentraciones séricas de potasio por una pérdida excesiva a través del tracto intestinal, asimismo puede interferir con los efectos ahorradores de potasio de algunos diuréticos. No administrar por vía oral concomitantemente con antiácidos que contengan aluminio o magnesio o con sucralfato, ya que estos actúan como quelantes de fósforo. Separar la administración de las tetraciclinas, sales de hierro, isoniazida, digoxina o quinidine (pueden alterar su absorción). Poblaciones especiales: Población Pediátrica: No se ha establecido la seguridad ni la efectividad del Fosfato de Sodio en la población pediátrica. Se esperan más estudios para evaluar la efectividad y seguridad de las sustancias empleadas en la preparación intestinal. Sin embargo, actualmente se sugiere que los Fosfatos de Sodio no están recomendados para su uso en ninguna indicación en niños menores de 5 años. Población Adultos Mayores: Debe ser usado con precaución en pacientes adultos mayores debido a la mayor frecuencia de la presentación simultánea de otras patologías que pueden precipitar trastornos de los electrolitos así como en pacientes que tienen una disminución importante de la función renal. Pacientes con Insuficiencia Renal: El efecto de la disfunción renal en la farmacocinética de los Fosfatos de Sodio no ha sido estudiado. Como la forma de fosfato inorgánico en el plasma circulante se excreta casi completamente por los riñones, los pacientes con enfermedad renal pueden tener dificultades para excretar una carga de fosfato de gran tamaño.