TRINAKOR - Precauciones

Embarazo/Reproducción: Fertilidad: Los corticosteroides han reportado un incremento o disminución del número de motilidad de espermatozoides. Sin embargo, no se conoce que la capacidad reproductiva en humanos sea afectada adversamente.Embarazo: Para corticosteroides: Los corticoides atraviesan la placenta. Aunque estudios adecuados no se han realizado en humanos, hay alguna evidencia que dosis farmacológicas de corticosteroides pueden incrementar el riesgo de insuficiencia placentaria, disminución de peso al nacer o nacimientos de niños sin vida; sin embargo, efectos teratogénicos en humanos no han sido confirmados. Estudios en animales han mostrado que los corticosteroides incrementan la incidencia de hendidura palatina, insuficiencia placentaria, abortos espontáneos y retardo del crecimiento intrauterino. Lactantes: Problemas en humanos no han sido documentados. Sin embargo, la lactancia durante el uso de altas dosis farmacológicas no es recomendada porque los corticoides son distribuidos dentro de la leche materna y puede causar efectos no deseados, tales como supresión del crecimiento e inhibición de la producción de esteroides endógenos en los infantes. Pediatría: Infantes nacidos de mujeres quienes han recibido dosis sustanciales de corticosteroides durante el embarazo deben ser cuidadosamente observados por los signos de hipoadrenalismo y un reemplazo de la terapia debe ser administrado como se requiera. Debido a infecciones tales como varicela o sarampión pueden ser más serias (o aun fatales) en niños recibiendo dosis inmunosupresoras de corticosteroides, es recomendado un cuidado extra para evitar la exposición a estas infecciones. Terapias profilácticas con inmunoglobulina de varicela zóster (IGVZ) o inmunoglobulina intravenosa (IGIV) o intramuscular (IGIM) son apropiadas, pueden ser indicadas en pacientes expuestos. La terapia con agente antiviral puede ser indicada en pacientes si desarrollan varicela. El uso crónico de corticosteroides puede suprimir el crecimiento y desarrollo de pacientes pediátricos y adolescentes y debe ser tomado con precaución. Dosis pediátricas están determinadas más por la severidad de la condición y la respuesta del paciente que por la edad y el peso corporal. Del mismo modo en el tratamiento de una insuficiencia adrenocortical, el dosaje pediátrico es preferiblemente determinado en términos de mg por kg de peso corporal incrementa la posibilidad de sobredosis especialmente en muy jóvenes, niños pequeños o grandes. Geriatría: En pacientes geriátricos es más probable que se desarrolle hipertensión durante la terapia con corticosteroides. Pacientes geriátricos especialmente mujeres posmenopáusicas, es más probable también que desarrollen una osteoporosis inducida por glucocorticoides, parece ser que está relacionada a la dosis. La pérdida de la densidad mineral en huesos parece ser mayor durante el tratamiento y se puede recuperar cuando la medicación es retirada o se reducen las dosis. (p. ej., prednisolona menor 5 mg por día). Dosis mayores han sido asociadas con un relativo riesgo en el incremento de fracturas vertebrales y no vertebrales aun en presencia de mayor densidad en el hueso. Radiografía como rutina en pacientes geriátricos debería ser desarrollada para minimizar estas complicaciones. La dosis de selección para pacientes mayores debe ser tomada con precaución, usualmente iniciada de dosis bajas hasta llegar al rango de la dosis, reflejando la mayor frecuencia de disminución de la función hepática, renal o cardiaca y de enfermedades concomitantes o terapia de otras drogas. Puede también ser útil el monitoreo de la función renal.