VANNAIR 80/40,5 Y 160/4.5 MCG/INHALACION - Interacciones

Budesonida: Se recomienda precaución durante la coadministración de VANNAIR® y ketoconazol u otros inhibidores de la CYP3A como el jugo de pomelo. Formoterol: No se han realizado estudios específicos de interacciones con el formoterol. La coadministración con medicamentos como quinidina, disopiramida, procainamida, fenotiazinas, antihistamínicos (terfenadina), inhibidores de la monoamino-oxidasa y antidepresores tricíclicos se ha asociado con una prolongación del intervalo QTc y con un aumento del riesgo de arritmias ventriculares (véase la sección Contraindicaciones). Es necesario tener precaución al administrar el formoterol a pacientes tratados con inhibidores de la MAO (o fármacos con propiedades similares como la furazolidona o la procarbazina) o con antidepresores tricíclicos, ya que éstos pueden potenciar el efecto de los estimulantes b2 en el aparato cardiovascular. La coadministración de L-dopa, L-tiroxina, oxitocina y alcohol puede reducir la tolerancia cardiaca a los simpaticomiméticos b2. Los betabloqueadores (incluidos los colirios), especialmente los no selectivos, pueden atenuar el efecto del formoterol o ejercer un efecto antagonista. La coadministración de formoterol y beta-adrenérgicos puede potenciar el efecto de estos últimos. Los agonistas b2 pueden provocar hipopotasemia y ésta puede ser potenciada por el tratamiento concomitante con derivados xantínicos, mineralocorticosteroides y diuréticos (véase la sección Advertencias y precauciones especiales de uso). La hipopotasemia puede aumentar el riesgo de arritmias en pacientes tratados con glucósidos digitálicos. Embarazo y lactancia: No se dispone de datos clínicos sobre el uso de VANNAIR® ni del tratamiento concomitante con budesonida y formoterol en mujeres embarazadas. En la práctica clínica no se ha observado un aumento del riesgo de malformaciones en mujeres embarazadas. En tales condiciones, VANNAIR® debe administrarse únicamente si el beneficio esperado para la madre supera los posibles riesgos para el feto. La administración de VANNAIR® a mujeres que amamantan sólo debe contemplarse si el beneficio esperado para la madre supera los posibles riesgos para el bebé.