Prospecto ZENHALE

Descripción
ZENHALE® es un inhalador de dosis medida, fija y combinada de Furoato de Mometasona y Fumarato de formoterol dihidratado. Ingredientes activos: La dosis de Furoato de Mometasona varía de 50 mcg a 200 mcg por activación, la dosis de Fumarato de Formoterol dihidratado es siempre de 5 mcg por activación.
Composición
Furoato de Mometasona y Fumarato de formoterol dihidratado.
Indicaciones
ZENHALE® está indicado para el tratamiento de mantenimiento dos veces al día, a largo plazo, del asma, incluyendo reducción de las exacerbaciones del asma, en adultos y niños mayores de 12 años. No está indicado para pacientes en quienes el asma puede ser controlada mediante el uso de corticosteroides inhalados u otros medicamentos controladores de uso ocasional como beta2-agonistas inhalados de corta duración. No está indicado para el alivio del broncoespasmo agudo.
Dosificación
ZENHALE® debe ser administrado mediante dos inhalaciones dos veces al día, todos los días (en la mañana y en la noche), a través de inhalación oral. Agitar bien antes de cada inhalación. La dosis recomendada para el tratamiento con ZENHALE®, basada en la terapia previa contra el asma, se encuentra en la Tabla 1, a continuación:


Para los pacientes que no han recibido previamente corticoestroides inhalados, pero en quienes la severidad de la enfermedad requiere inicio de tratamiento con dos terapias de mantenimiento, dependiendo de la severidad del asma, la dosis inicial recomendada es ZENHALE® 50/5, ZENHALE® 100/5 o ZENHALE® 200/5, dos inhalaciones dos veces al día. La dosis máxima diaria recomendada es de dos inhalaciones de ZENHALE® 200/5 dos veces al día. No utilizar más de dos inhalaciones dos veces al día de la potencia formulada de ZENHALE® ya que algunos pacientes tienen mayor posibilidad de presentar efectos adversos con dosis más altas de formoterol. Si aparecen síntomas en los lapsos entre las dosis, se debe administrar un agonista-beta2 de acción rápida para el alivio inmediato. Si un régimen de dosis de ZENHALE® previamente efectivo no logra proporcionar control adecuado del asma, el régimen terapéutico debe ser reevaluado y se deben considerar opciones terapéuticas adicionales, v.g., reemplazar la potencia actual de ZENHALE® por una potencia mayor, añadir un corticosteroide inhalado adicional, o iniciar corticosteroides orales. Es posible que el beneficio máximo no se logre durante 1 semana o más después de iniciar el tratamiento. El tiempo transcurrido hasta el inicio y el grado de alivio de los síntomas son variables entre los pacientes. Para los pacientes > 12 años que no respondan adecuadamente después de 2 semanas de terapia, una potencia mayor puede proporcionar control adicional del asma. Después de haber logrado estabilizar el asma, es deseable bajar gradualmente la dosis hasta lograr la potencia efectiva más baja.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a alguno de los componentes. El tratamiento primario de estados asmáticos o episodios agudos de asma requieren medidas intensivas.
Reacciones adversas
Los agonistas beta2-adrenérgicos de acción prolongada pueden elevar el riesgo de muerte relacionada con asma. Uno de los ingredientes activos del ZENHALE® es el fumarato de formoterol, un agonista beta2 de acción prolongada. El uso sistémico y local de corticoesteroides puede producir lo siguiente: Infección por Candida albicans Inmunosupresión. Hipercorticismo y supresión adrenal. Efectos sobre el crecimiento en pediatría. Glaucoma y cataratas. Utilización en poblaciones específicas: Embarazo: Los estudios de reproducción animal con furoato de mometasona en ratones, ratas y conejos revelaron evidencia de teratogenicidad. El ZENHALE® debe ser utilizado durante el embarazo únicamente si el posible beneficio justifica el riesgo potencial para el feto. El asma es una enfermedad severa y potencialmente letal. El asma mal controlada durante el embarazo se asocia con resultados adversos para la madre y el feto. Se puede presentar hipoadrenalismo en niños nacidos de madres que reciben corticoesteroides durante el embarazo. Los niños nacidos de madres recibiendo dosis sustanciales de corticoesteroides durante el embarazo deben ser monitorizados en busca de signos de hipoadrenalismo. Al ser administradas a ratas durante la organogénesis, las dosis orales iguales o mayores a 0,2 mg/kg retardaron la osificación del feto, y las dosis iguales o mayores a 6mg/kg disminuyeron el peso fetal. El fumarato de formoterol no causó malformaciones en ratas o ratones después de la administración oral. Ya que los agonistas-beta tienen el potencial de interferir con la contractilidad uterina, el ZENHALE® solo debe ser utilizado durante el trabajo de parto si los posibles beneficios justifican el riesgo potencial. Madres Lactantes: No se conoce si el ZENHALE® se excreta en la leche humana. Debido a que muchos medicamentos son excretados en la leche humana, se debe tener precaución al administrarle ZENHALE® a una mujer en lactancia. Ya que no existen datos de estudios bien controlados en humanos acerca de la utilización de ZENHALE® en madres lactantes, basándose en los datos de los componentes individuales, se debe tomar una decisión acerca de si se debe suspender la lactancia o el ZENHALE®, teniendo en cuenta la importancia del ZENHALE® para la madre. Uso Pediátrico: La seguridad y la efectividad del ZENHALE® han sido establecidas en pacientes mayores de 12 años en 5 estudios clínicos de hasta 26 semanas de duración. En los 5 estudios clínicos, 151 pacientes entre 12 y 17 años fueron tratados con ZENHALE®. Los pacientes de este grupo de edad mostraron resultados de eficacia similares a los observados en pacientes mayores de 18 años. No hubo diferencia obvia en el tipo o la frecuencia de reacciones adversas medicamentosas reportadas en este grupo de edad, en comparación con el de pacientes mayores de 18 años. La seguridad y la eficacia del ZENHALE® no han sido establecidas en niños menores de 12 años. Estudios clínicos controlados han mostrado que los corticoesteroides inhalados pueden producir reducción de la velocidad de crecimiento en pacientes pediátricos. En estos estudios, el promedio de reducción de la velocidad del crecimiento fue de aproximadamente 1 cm por año (rango 0,3 a 1,8 por año) y parece depender de la dosis y la duración de la exposición. Este efecto se observó en ausencia de evidencia de laboratorio de supresión del eje hipotálamo-hipofisiario-adrenal (HPA), sugiriendo que la velocidad de crecimiento es un indicador más sensible de la exposición a corticoesteroides sistémicos en los pacientes pediátricos, que algunas pruebas comúnmente utilizadas de función del eje HPA. Los efectos a largo plazo de esta reducción de la velocidad de crecimiento asociada con los corticoides de inhalación oral, incluyendo el impacto sobre la estatura adulta final, se desconocen. La posibilidad de "ponerse al día" en el crecimiento después de suspender el tratamiento con corticoesteroides inhalados no ha sido adecuadamente estudiada. El crecimiento de niños y adolescentes recibiendo corticoesteroides de inhalación oral, incluyendo al ZENHALE®, debe ser monitorizado de rutina (v.g., mediante estadiometría). Los posibles efectos sobre el crecimiento del tratamiento prolongado deben ser sopesados contra los beneficios clínicos obtenidos y los riesgos asociados con terapias alternativas. Para minimizar los efectos sistémicos de los corticoesteroides de inhalación oral, incluyendo al ZENHALE®, cada paciente debe ser ajustado a su dosis efectiva mínima. Uso Geriátrico: No se han observado diferencias generales en la seguridad o efectividad entre pacientes mayores de 65 años y los pacientes más jóvenes, pero no puede descartarse una mayor sensibilidad de algunos individuos mayores. Al igual que con otros productos que contengan agonistas beta2, se debe tener especial precaución al utilizar ZENHALE® en pacientes geriátricos que sufran alguna enfermedad cardiovascular concomitante que pudiera ser afectada en forma adversa por los agonistas beta2. Con base en los datos disponibles para el ZENHALE® o sus componentes activos, no se recomienda ningún ajuste de dosis del ZENHALE® en los pacientes geriátricos. Insuficiencia Hepática: Las concentraciones de furoato de mometasona parecen aumentar la severidad de la insuficiencia hepática.
Precauciones
Asma asociada a muerte: Los agonistas beta2-adrenérgicos de larga acción pueden incrementar el riesgo. Prescribir solo para las poblaciones de pacientes recomendadas. Deterioro de la enfermedad y episodios agudos: No iniciar en asma aguda deteriorante o para el tratamiento de síntomas agudos. Uso con beta2-agonistas de larga acción adicionales: No usar en combinación por riesgo de sobredosis. Infecciones localizadas: Puede ocurrir infección de la boca y garganta por Candida albicans. Monitorear periódicamente los pacientes para notar signos de eventos adversos sobre la cavidad oral. Indicar a los pacientes el enjuague de la boca después de la inhalación.
Interacciones
En estudios clínicos, la administración concomitante de ZENHALE® y otros medicamentos, tales como agonistas beta2 de acción corta y corticoesteroides intranasales no ha producido un aumento de la frecuencia de reacciones medicamentosas adversas. No se han realizado estudios formales de interacción medicamentosa con el ZENHALE®. Se espera que las interacciones medicamentosas de la combinación reflejen las de los componentes individuales. Ketoconazol: Puede aumentar los niveles plasmáticos de furoato de mometasona durante la administración concomitante. Agentes adrenérgicos: Deben ser utilizados con precaución debido a que se pueden potenciar los efectos simpáticos farmacológicamente predecibles del formoterol. Derivados de las xantinas: Pueden potenciar cualquier efecto hiocalémico de los agonistas adrenérgicos en tratamientos concomitantes. Diuréticos: Pueden potenciar el posible efecto hipocalémico de los agonistas adrenérgicos en tratamientos concomitantes. Los cambios ECG y/o la hipocalemia que pueden resultar de la administración de diuréticos no ahorradores de potasio (como los diuréticos de asa o las tiazidas) pueden ser agudamente empeorados por los agonistas beta, especialmente cuando se excede la dosis recomendada del agonista beta. Aunque el significado clínico de estos efectos se desconoce, se recomienda precaución en la administración concomitante de agonistas beta con diuréticos no ahorradores de potasio. Inhibidores de la monoamino oxidasa, antidepresivos tricíclicos y medicamentos que prolongan el intervalo QTc: El formoterol, al igual que otros agonistas beta2, debe ser administrado con precaución extrema en pacientes que están siendo tratados con inhibidores de la monoamino oxidasa, antidepresivos tricíclicos o medicamentos que prolonguen el intervalo QTc, ya que la acción de los agonistas adrenérgicos sobre el sistema cardiovascular puede ser potenciada por estos agentes. Medicamentos que prolongan el intervalo QTc han aumentado el riesgo de arritmias ventriculares. Antagonistas de los receptores beta-adrenérgicos (beta-bloqueadores): Los antagonistas de los receptores beta-adrenérgicos y el formoterol pueden inhibir el efecto del otro cuando se administran simultáneamente. Los beta-bloqueadores no solo bloquean los efectos terapéuticos de los agonistas beta2, como el formoterol, si no que pueden producir broncoespasmo severo en pacientes asmáticos. Por lo tanto, en condiciones normales los pacientes con asma no deben ser tratados con beta-bloqueadores (incluyendo las gotas oftálmicas). Sin embargo, bajo algunas circunstancias, v.g., como profilaxis después de un infarto del miocardio, puede no haber alternativas aceptables al uso de beta-bloqueadores en los pacientes con asma. En este escenario, se pueden considerar los beta-bloqueadores cardio-selectivos, aunque deben ser administrados con precaución.
Conservación
Almacenar a temperaturas no mayores a 30°C. Agitar bien antes de usar. Mantener lejos del alcance de los niños.
Sobredosificación
Signos y Síntomas: Hipercorticismo, angina, hipertensión o hipotensión, taquicardia con frecuencias de hasta 200 latidos/min., arritmias, nerviosismo, dolor de cabeza, temblor, convulsiones, calambres musculares, resequedad de la boca, palpitaciones, náuseas, mareos, fatiga, malasia, hiocalemia, hiperglicemia e insomnio. También se puede presentar acidosis metabólica. Al igual que con los medicamentos simpaticomiméticos inhalados, un paro cardiaco o inclusive la muerte pueden asociarse a una sobredosis de formoterol. Tratamiento: ZENHALE®: El tratamiento de la sobredosis consiste en suspender el ZENHALE® junto con el inicio de una terapia sintomática y/o de apoyo apropiada. Puede considerarse el uso sensato de bloqueadores cardioselectivos de los receptores beta, teniendo en cuenta que ese medicamento puede producir broncoespasmo. No existe suficiente evidencia para determinar si la diálisis es benéfica para la sobredosis de ZENHALE®. Se recomienda la monitorización cardiaca en casos de sobredosis.
Presentación
ZENHALE® Suspensión para inhalación es un inhalador presurizado de dosis controladas que se encuentra disponible en 2 concentraciones: ZENHALE® 100/5 suministra 100 mcg de furoato de mometasona y 5 mcg de fumarato de formoterol dihidrato por dosis. ZENHALE® 200/5 suministra 200 mcg de furoato de mometasona y 5 mcg de fumarato de formoterol dihidrato por dosis. Cada presentación se comercializa en un envase de 120 disparos que tiene un peso neto, cuando está lleno, de 13 gramos. Zenhale suspensión presurizada para inhalación oral 100 mcg/5 mcg R.S. INVIMA 2011 M-0012663 Zenhale suspensión presurizada para inhalación oral 200 mcg/5 mcg R.S. INVIMA 2011 M-0012664.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *