Prospecto ZIDOVUDINA HUMAX

Composición
Cada tableta contiene 300 mg de Zidovudina. Cada ml contiene 10 mg de Zidovudina.
Propiedades
Mecanismo de acción: La zidovudina es un antiretroviral análogo de nucleósidos que se convierte dentro de la célula por etapas en un derivado trisfosforilado vía timidincinasa y otras cinasas. Este trifosfato interrumpe la síntesis del ADN de los retrovirus, a través de la inhibición competitiva de la transcriptasa inversa y la incorporación al ADN vírico. Este efecto competitivo sobre la transcriptasa inversa del VIH es unas 100 veces mayor que para la alfa-ADN polimerasa celular.
Farmacocinética
La zidovudina se absorbe rápidamente en el tubo digestivo y sufre un metabolismo hepático de primer paso; su biodisponibilidad es del 60 al 70%. La Cpmáx se alcanza al cabo de una hora. La absorción se retrasa con la ingestión de alimentos, pero la biodisponibilidad probablemente no se ve afectada. La zidovudina atraviesa la barrera hematoencefálica, y da lugar a una relación LCR a plasma de aproximadamente 0.5. Atraviesa la placenta y se elimina por la leche materna. Su unión a proteínas plasmáticas es un 34 a 38%. La t½ es aproximadamente de una hora. La zidovudina se metaboliza en el hígado principalmente a un derivado glucoronizado inactivo y se excreta por la orina como fármaco sin modificar y como metabolito.
Indicaciones
VIH/SIDA: en terapia combinada para el tratamiento de adultos infectados por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).
Dosificación
Forma de administración: Oral. Adultos: de 500 a 600 mg/día, divididas en varias tomas. Niños de 3 meses-12 años: dosis usual, 360-480 mg/m2/día en 3-4 dosis (en combinación con otros antiretrovirales). Se desconoce la eficacia de dosis inferiores a 720 mg/m2/día (180 mg/m2/6 h) para el tratamiento o prevención de alteración neurológica asociada con el VIH. Dosis máxima, 200 mg/6h. Transmisión materno fetal: embarazadas de más de 14 semanas de gestación, 500 mg/día (100 mg/5 h aprox) hasta el comienzo del parto. Durante el parto y fase expulsiva, 2 mg/kg (IV, durante 1 h) seguidos de 1 mg/kg/h (perfusión IV continua) hasta que se corte el cordón umbilical. Niños recién nacidos: 2 mg/kg/6h (oral) ó 1,5 mg/kg/6 h (perfusión IV en períodos de 30 min), empezando en las 12 h siguientes al nacimiento hasta las 6 semanas de edad. En cesárea programada, empezar la infusión 4 h antes de la operación. Si el parto no se inicia realmente, interrumpir la infusión y reiniciar el tratamiento oral. Insuficiencia renal: se recomienda reducción de dosis de 300-400 mg/día (oral) o el extremo inferior del intervalo de dosis (vía IV) para pacientes con ClCr < 10%, influyendo sobre la necesidad de un ajuste de dosis posterior con respecto a los parámetros hematológicos y la respuesta clínica. La hemodiálisis y la diálisis peritoneal no tienen efecto significativo sobre la eliminación de zidovudina, mientras que aumenta la eliminación del metabolito glucurónido. Insuficiencia hepática: cabe la posibilidad de acumulación de zidovudina en pacientes con alteración hepática. Se recomienda monitorización de niveles plasmáticos, y si esto no es posible se controlarán signos de intolerancia, ajustando la dosis o aumentando el intervalo entre dosis según sea apropiado.
Contraindicaciones
Contraindicada en pacientes hipersensibles a zidovudina. Neutropenia (750/mm3) o niveles de hemoglobina menor de 7.5 g/dl. Recién nacidos con hiperbilirrubinemia que precisen tratamiento distinto a fototerapia, o con incremento de transaminasas 5 veces el límite superior normal. Situaciones especiales: Embarazo: AZT se clasifica como Categoría C de la FDA. Estudios en roedores registraron efectos tóxicos embrio/fetales (aumento en las resorciones fetales); toxicidad materna y aumento de la incidencia de malformaciones fetales. Tumores vaginales de aparición tardía en roedores. La AZT atraviesa la placenta humana. No hay estudios adecuados y bien controlados en humanos. Se ha utilizado en mujeres con VIH sin evidenciar efectos teratógenos en el neonato, ni muerte fetal o nacimientos prematuros; sin embargo, se presenta anemia y retraso del crecimiento intrauterino. El uso de AZT en embarazadas de más de 14 semanas de gestación, y el tratamiento subsiguiente al recién nacido, reduce significativamente (70%) la transmisión materno-fetal de VIH; no obstante, la decisión del uso de éste fármaco se debe basar en el cociente riesgo/beneficio, informando a la mujer embarazada de los riesgos potenciales y de que la transmisión materno-fetal todavía puede ocurrir en algunos casos a pesar del tratamiento. Lactancia: Se ignora si este medicamento es excretado con la leche materna, aunque sí se ha detectado en leche de ratas. Existe riesgo de efectos adversos en el lactante. Se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento. No se recomienda la lactancia materna en pacientes infectadas de VIH, existe posibilidad de transmisión del virus al recién nacido. Niños: La AZT es bien tolerada en mayores de 3 meses. Los efectos adversos referidos en este grupo de edad son similares a los de adultos e incluyen: anemia y/o neutropenia. La zidovudina se ha utilizado en menores de 3 meses y neonatos sin evidenciar ningún efecto adverso inusual. No obstante, los datos limitados en menores de 3 meses son insuficientes para proponer recomendaciones. No está recomendado en ictérica neonatal que precisen tratamiento diferente a fototerapia, o con niveles 5 veces el límite superior normal de transaminasas. La presencia de anticuerpos VIH en menores de 15 meses debe interpretarse con precaución, especialmente en asintomáticos, requiriéndose tests de confirmación antes de iniciar la terapia con zidovudina.
Reacciones adversas
Los efectos adversos de este medicamento son, en general, frecuentes y moderadamente importantes. En los pacientes con recuentos de linfocitos T CD4+ inferiores a 200/mm3 pueden ser muy frecuentes y graves. El 20-40% de los pacientes tratados con este medicamento se ven obligados a suspender el tratamiento como consecuencia de los efectos adversos experimentados. Los efectos secundarios más característicos son: anemia, granulocitopenia, trombocitopenia, linfadenopatía, náuseas, dolor abdominal, diarrea, dispepsia, anorexia, vómitos, alteraciones del gusto, estreñimiento, flatulencia, hemorragia gastrointestinal, úlceras bucales, cefalea, mareos, parestesias, malestar general, somnolencia, agitación, ansiedad, insomnio, confusión, depresión, respiratoria, disnea, tos, fiebre, erupciones exantemáticas; ocasionalmente: acné, prurito, urticaria, incremento en las transaminasas y lactato-deshidrogenasa, epistaxis y rinitis.
Interacciones
Aciclovir: se ha registrado posible potenciación de la toxicidad. Anfotericina B: se ha registrado potenciación de la mielotoxicidad y la nefrotoxicidad. Carbonato de litio: se ha documentado que la sal de litio puede contrarrestar los efectos neutropénicos de zidovudina. No se conoce el mecanismo. Cimetidina: se encuentra una posible disminución del aclaramiento renal (40%) de zidovudina, por inhibición de su secreción tubular. Claritromicina: posible disminución de los niveles plasmáticos de zidovudina. Se recomienda espaciar la administración 2 horas. Ganciclovir: se han registrado aumentos muy graves de la toxicidad hematológica. Inhibidores enzimáticos (benzodiazepinas (lorazepam, oxazepam), cloranfenicol, didanosina, etinilestradiol, fluconazol, ganciclovir, interferón beta, metadona, probenecid, ácido valproico): se ha registrado posible acumulación orgánica de zidovudina, con potenciación de la toxicidad. Fenitoína: hay estudios contradictorios sobre la posible variación de los niveles plasmáticos con fenitoína. Inhibidores de la proteasa: se ha registrado aumento del AUC (13%) de indinavir, por inhibición de su metabolismo hepático y aumento del AUC (17-36%) de zidovudina. Para nelfinavir y ritonavir se han registrado descensos del área bajo curva (35 y 25% respectivamente) de zidovudina. Paracetamol: potenciación de la toxicidad (neutropenia, hepatotoxicidad) de AZT. Rifampicina: inhibición del efecto de la AZT, por inducción metabólica hepática. Trimetoprim: disminución del aclaramiento renal (67%) de zidovudina, Vancomicina: posible potenciación de la toxicidad (neutropenia) de la zidovudina.
Conservación
Mantener en un lugar fresco entre 20 y 25°C, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa. No dejar al alcance de los niños.
Sobredosificación
Los pacientes deben estar en estrecha observación, en busca de evidencia de toxicidad (Reacciones adversas) y se les debe dar la terapia de soporte necesaria. La hemodiálisis y la diálisis peritoneal parecen tener un efecto limitado en la eliminación de la zidovudina, pero aumentan la eliminación del metabolito glucurónido.
Información al paciente
Especificaciones para la administración del medicamento: Es preferible administrar con el estómago vacío. La ingestión con alimentos se considerará cuando las condiciones clínicas así lo aconsejen. Este medicamento no reduce el riesgo de transmisión de la enfermedad, por lo que debe realizar prácticas sexuales seguras: utilice preservativo. Utilizar con precaución en pacientes con: anemia o depresión de la medula ósea. Durante la terapia de mantenimiento a largo plazo, el paciente debe seguir rigurosamente el tratamiento establecido por el médico para asegurar el efecto terapéutico deseado.
Presentación
Caja x 60 tabletas (Reg. San. INVIMA 2008 M-0008740). Frasco x 100ml y 240ml x 10 mg/ml (Reg. San. INVIMA 2007M-0007425).

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *