ZINFORO - Advertencias

Reacciones de hipersensibilidad: Como con todos los antibacterianos betalactámicos, pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad graves que ocasionalmente son mortales (véanse los apartados Contraindicaciones y Reacciones adversas). Los pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a las cefalosporinas, penicilinas u otros antibacterianos betalactámicos también podrían mostrar hipersensibilidad a la ceftarolina fosamilo. Antes de iniciar el tratamiento con Zinforo® debe interrogarse claramente al paciente para determinar si ha sufrido previamente reacciones de hipersensibilidad a antibacterianos betalactámicos. Si un paciente ha presentado previamente una reacción de hipersensibilidad inmediata y grave (p.ej. reacción anafiláctica) a cualquier tipo de antibacterianos betalactámicos, no se le debe administrar ceftarolina fosamilo (véase el apartado Contraindicaciones). Si se produce una reacción alérgica grave, suspender el medicamento y tomar las medidas pertinentes. Diarrea asociada a Clostridium difficile: Con casi todos los antibacterianos (incluido Zinforo®) se han notificado casos de colitis y colitis pseudomembranosa, cuya intensidad puede ser desde leve hasta potencialmente mortal. En consecuencia, es importante tener en cuenta este diagnóstico si los pacientes presentan diarrea durante o después de la administración de la ceftarolina fosamilo (véase el apartado Reacciones adversas). En estos casos puede ser conveniente suspender el tratamiento con Zinforo®, tomar medidas de apoyo y administrar un tratamiento específico contra Clostridium difficile. Pacientes con trastornos convulsivos pre-existentes: Como con otras cefalosporinas, en los estudios toxicológicos sobre la ceftarolina se observaron casos de convulsiones epilépticas con concentraciones equivalentes a entre 7 y 25 veces la Cmax en el ser humano (véase el apartado Datos sobre toxicidad preclínica). Son limitados los estudios clínicos sobre el uso de la ceftarolina en pacientes con trastornos convulsivos pre-existentes; en consecuencia, Zinforo® debe usarse con precaución en esta población de pacientes. Seroconversión en la prueba de antiglobulina directa (prueba de Coombs). Durante el tratamiento con cefalosporinas puede resultar positiva la prueba de antiglobulina directa. La incidencia de seroconversión en los pacientes tratados con la ceftarolina fosamilo fue del 10.7% en los estudios combinados de Fase 3. No se observaron signos de hemólisis en ninguno de los pacientes tratados con la ceftarolina fosamilo que tuvieron una prueba positiva de antiglobulina directa. Pacientes con insuficiencia renal: Es limitada la experiencia adquirida en estudios clínicos sobre el uso de la ceftarolina en pacientes con insuficiencia renal grave y nefropatía terminal. En consecuencia, no se recomienda el uso de Zinforo® en esta población de pacientes (véase el apartado Propiedades farmacocinéticas). Microorganismos no sensibles: Al igual que con otros antibacterianos, pueden desarrollarse superinfecciones.